Un Camino de Santiago para todas las edades

Un vecino conquense de 90 años ha demostrado que el Camino de Santiago no tiene edad. Luis Cañas ha recorrido el itinerario del Camino Primitivo de Santiago desde Lugo, tras una experiencia de más cien kilómetros en tan solo cinco días. Este Peregrino nonagenario ha descubierto un Camino de Santiago para todas las edades a pesar de sus noventa años de edad.

Cañas ha recordado con emoción la sensación que uno vive cuando llega a las puertas de la Catedral de Santiago de Compostela después de varios días o incluso semanas de largas caminatas, dolores y más de un centenar de kilómetros. Añade que es muy difícil de describir con palabras porque hay que vivirlo en persona. Quien haya realizado la travesía sabe que es una experiencia única. Muchos peregrinos lloran de alegría, de paz, de satisfacción por llegar a la meta de su camino. Pero lograr esta hazaña para alguien con 90 años como Luis Cañas es algo indescriptible.

Este historiador ha realizado la peregrinación hasta Santiago de Compostela desde la ciudad de Lugo. Algo más de 100 kilómetros que recorrió junto a su hijo en apenas cinco días y, todo ello, para celebrar su  90 cumpleaños al llegar a la Catedral. Ya ha recorrido cinco veces el Camino de Santiago y siempre lo ha hecho para hacer coincidir su cumpleaños con el día de llegada a Santiago, el 19 de agosto. A pesar de recorrer la famosa travesía por quinta vez, reconoce que no lo hacía desde el año 1986.

Un Camino de Santiago para todas las edades.

Luis Cañas (a la derecha) es el peregrino conquense de 90 años.

Un Peregrino nonagenario descubre un Camino de Santiago para todas las edades

Ha explicado que ahora las cosas han cambiado mucho en el Camino de Santiago, ya que cuando él recorría la ruta jacobea recuerda adelantar al 80% de la gente, pero ahora es más complicado, y sólo pasaban al 10%, aunque le daba igual. Al final cuando paraba en un albergue o un bar siempre se encontraba con los mismos y claro, haces muchos amigos, eso es lo que más le ha llamado la atención, la bondad de la gente que te encuentras por el Camino de Santiago con ganas de hablar y conocerse entre sí.

Se trata de un Camino de Santiago para todas las edades, aunque otra de las cosas que ha cambiado es el tema de cómo van equipados los peregrinos, ahora hay mochilas, bastones y mil cosas más. Es gracioso porque él viaja con su garrota y su macuto, porque así es como llama él a su mochila. Afirma que la gente hace el Camino por religiosidad, por hacer deporte y hasta para ligar. A pesar de los cambios sigue habiendo los mismos problemas, las ampollas en los pies. Cuando la gente le preguntaba la edad y se enteraban que tenía 90 años le pedían hacerse una foto con él, incluso el encargado de sellarle la ‘Compostela’ le pidió una foto.

Concluye que querer es poder y con 90 años está muy agradecido a la vida por permitirle seguir haciendo cosas y encontrarse bien, no tener que tomar pastillas e incluso superar un cáncer. Ha adelantado que volverá a realizar el camino cuando cumpla 95 años.

Por favor, dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.