Recorre el Camino de Santiago con parálisis cerebral

Un Peregrino de Cartagena (Murcia) con parálisis cerebral ha culminado con éxito su viaje de peregrinación a Santiago de Compostela, tras completar seis etapas del Camino de Santiago y recorrer cerca de 141 kilómetros, subido a una silla especial remolcada por las personas que le acompañaron y ayudaron a cumplir su sueño. De esta forma, el Peregrino Julio Ferreira recorre el Camino de Santiago con parálisis cerebral, gracias a una decena de voluntarios que lo acompañaron durante este gran reto.

Julio es un joven con movilidad reducida que pertenece a la Asociación Tutelar de Personas con Discapacidad (ASTUS), cuya ilusión era llegar hasta la plaza de la Catedral de Santiago de Compostela y vivir la experiencia de recorrer el Camino de Santiago en primera persona.

La idea arrancó hace más de un año gracias a la iniciativa de un atleta llamado Juan Ernesto Peña, quien se interesó por la historia y logró reunir a un grupo de amigos y amantes del montañismo y el atletismo, para formar un grupo de voluntarios llamado ‘Zancadas sobre Ruedas’.

Recorre el Camino de Santiago con parálisis cerebral.

El Peregrino con parálisis cerebral, Julio Ferreira, rodeado de amigos.

Un Peregrino discapacitado recorre el Camino de Santiago con parálisis cerebral durante 141 Kms

El grupo inició el viaje el martes y el domingo ya estaban frente a la Catedral de Santiago en la plaza del Obradoiro. Para Julio y sus acompañantes, lo más duro del viaje fue la climatología, ya que llovió todos los días y terminaban empapados y llenos de barro al final de cada jornada.

El Peregrino ha manifestado que la expedición regresó ayer por carretera a Cartagena y que estaba muy cansado, pero que la experiencia ha merecido mucho la pena porque ha cumplido un sueño que hacía años que quería realizar.

Uno de los momentos más emotivos para Julio ha sido la llegada a la Catedral de Santiago de Compostela entre aplausos del resto de peregrinos. Asimismo, ha destacado que también vivió un momento muy especial cuando sus acompañantes lo llevaron en peso a él y a su silla para subir los 50 peldaños que hay en las escaleras que suben a la capilla de las Nieves situada en el pueblo de Portomarín.

De esta forma, la Asociación Tutelar de Personas con Discapacidad ha cumplido el sueño de Julio Ferreira, haciendo posible que recorriera el Camino de Santiago a pesar de su alto grado de discapacidad.

Por favor, dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.