3

Etapa de Salas a Tineo

Camino Primitivo

20 km dificultad: media

itinerario:

Salas, Porciles, Bodenaya, La Espina, La Pereda, Bedures, El Pedregal, Santa Eulalia, Zarracín, San Roque, Tineo.

Descripción de la etapa de Salas a Tineo

El Camino Primitivo de Santiago sigue con la etapa de Salas a Tineo, donde la mayor dificultad para el peregrino, será afrontar un terreno en continuo ascenso durante casi toda la jornada. El camino parte desde la población de Salas hasta Porciles con un ascenso suave y rodeado de un paisaje con abundante vegetación por los bosques de robles y castaños que bordean el río Nonaya, donde se cruzará con casonas, ermitas antiguas, molinos de agua y cruceros.

Después tendrá que superar un fuerte repecho que lleva hasta la carretera N-634, y algunas subidas más hasta llegar a la población de Porciles que es una aldea de la parroquia de Bodenaya. Una vez alli, deberá seguir la senda que sale a la derecha del crucero que se encuentra junto a la iglesia de Santa María, atravesando la carretera para dirigirse rumbo a La Espina y La Pereda, donde se encuentra la ermita del Cristo de los Afligidos.

El peregrino seguirá su camino rumbo a las poblaciones de El Pedregal y Santa Eulalia, hasta llegar a la aldea de Zarracín, donde deberá atravesar el Río Ferrorio para poder divisar las primeras casas de la localidad de San Roque. Por último, llegará al final de etapa situado en el municipio de Tineo.

Etapa de Salas a Tineo del Camino Primitivo a Santiago.

Río Nonaya, a su paso por la población de Salas.

¿Qué visitar en la etapa de Salas a Tineo?

El peregrino que llegue a la población de Tineo, podrá visitar la iglesia parroquial de San Pedro, que antiguamente era el convento que edificaron en el siglo XIII los monjes franciscanos de San Francisco del Monte, y que durante muchos años atendían a los peregrinos que llegaban hasta aquí.

También podrá visitar el Museo de Arte Sacro, que se ubica en dicha iglesia parroquial de San Pedro, y que alberga una gran colección de piezas del concejo, que el párroco José Fernández Villamil recolectó durante muchos años, como una extensa muestra de orfebrería o gran variedad de tallas de estilos medieval y barroco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies