8

Etapa de Logroño a Nájera

Camino Francés

29.6 km dificultad: media

itinerario:

Logroño, Vía Verde, Embalse de la Grajera, Alto, Navarrete, Cooperativa de Sotés, Ventosa, Alto de San Antón, Río Yalde, Nájera.

Descripción de la etapa de Logroño a Nájera

Esta etapa de Logroño a Nájera nos guiará a través del entorno natural que nos ofrece el embalse de la Grajera, donde nos encontraremos rodeados del típico paisaje riojano, bastante abundante en campos de viñedos. Nos despedimos de la ciudad de Logroño en una etapa de dificultad medio-alta por el prolongado ascenso que describe el escarpado terreno.

El peregrino llegará a la ciudad de Navarrete, conocida por su alfarería tradicional, y emprenderá el ascenso al alto de San Antón, para llegar finalmente a la población de Nájera.

¿Qué visitar en la etapa de Logroño a Nájera?

La ciudad de Nájera gira en torno al monasterio y la iglesia gótica de Santa María la Real fundada en 1052.

Vista de la fachada del Monasterio de Santa María La Real, en Nájera (La Rioja) en la etapa de Logroño a Nájera.

Monasterio de Santa María La Real, en Nájera (La Rioja).

La población de Nájera se encuentra en pleno Camino de Santiago, y fue sede de monarcas navarros, lo que dotó al monasterio de Santa María la Real de una importancia muy relevante en su época. En su interior podremos contemplar la belleza del famoso Claustro de los Caballeros, que se construyó durante los años 1517 y 1528, y que combina algunos estilos arquitectónicos como el gótico florido (en sus bóvedas y pilares), con el plateresco (en las tracerías de sus arcos). La belleza del lugar es sinónimo de paz y tranquilidad para el peregrino y le invita a meditar en calma y armonía consigo mismo, apartado de los bullicios de la gente y el ruido de las grandes ciudades.

Claustro de los Caballeros del Monasterio de Santa María la Real, en Nájera (La Rioja) en la etapa de Logroño a Nájera.

Claustro de los Caballeros del Monasterio de Santa María la Real, en Nájera (La Rioja).

Una gran cantidad de nobles eligieron este lugar para ser enterrados; de ahí el nombre de ‘Claustro de los Caballeros’. Y sus muros todavía conservan algunas de aquellas tumbas de caballeros templarios de la época.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies