Ampros convierte el Camino Lebaniego en una ruta verde

Un grupo de trabajadores de la Asociación Cántabra En Favor de las Personas Con Discapacidad Intelectual (Ampros), con la ayuda de voluntarios, han realizado este año trabajos de mejora y recuperación de espacios naturales y patrimoniales en el entorno de la Ruta Lebaniega del Camino de Santiago, a su paso por once municipios de Cantabria. En este sentido, Ampros convierte el Camino Lebaniego en una ruta verde con mejores servicios y mejorando la accesibilidad para peregrinos y vecinos de la población local.

Esta acción de mejora del Camino de Santiago se enmarca en el proyecto denominado ‘Camino Lebaniego: Itinerario Ecocultural de la Montaña‘, puesto en marcha el pasado mes de marzo y que ya ha finalizado, que pretende convertir este itinerario jacobeo en una ruta verde con mejores servicios que ofrecer al Peregrino que atraviesa esta ruta.

Se trata de una iniciativa que ha contado con una inversión de 49.200 euros, sufragados por Ampros, la Sociedad Año Jubilar Lebaniego, la Fundación Biodiversidad y la Obra Social ‘la Caixa’, que ha permitido la recuperación de los espacios degradados y la plantación de especies autóctonas, además del control de las especies invasoras.

Varias personas con riesgo de exclusión social han desarrollado estos trabajos, actuando en espacios protegidos de la Red Natura 2000 para mejorar el trazado y potenciar la conservación de sus valores culturales y patrimoniales sobre la Ruta Lebaniega en el trazado del Camino de Santiago, a través de esta actuación que redunda en ventajas para los peregrinos, el medio ambiente y los propios trabajadores de Ampros.

Ampros convierte el Camino Lebaniego en una ruta verde.

Cartel del proyecto ‘Camino Lebaniego: Itinerario Ecocultural de la Montaña’.

La asociación Ampros convierte el Camino Lebaniego en una ruta verde a su paso por Cantabria

Las actuaciones desarrolladas, pactadas con la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y los ayuntamientos de la zona, han consistido en la restauración de bosque de ribera, entre los ríos Nansa y Tanea. A lo largo de 20 kilómetros se han seleccionado las zonas más degradadas para recuperar espacios afectados por el pisoteo de ganado, exceso de matorral o presencia de plantas invasoras. Además, se han plantado nuevas especies de ribera autóctona en zonas con problemas de reforestación.

Por otro lado, se han seleccionado diez zonas húmedas de origen artificial (balsas, fuentes o manantiales) para su restauración de modo que fueran útiles para peregrinos y ganado y compatibles para anfibios y murciélagos. Los empleados de Ampros también han mejorado la accesibilidad con la restauración de muros de separación de fincas y caminos que estaban caídos y con exceso de vegetación, facilitando la conservación de varias especies de animales en la zona, mediante la habilitación de abrevaderos diseñados para el abastecimiento de animales reptiles y anfibios.

En definitiva, Ampros convierte el Camino Lebaniego en una ruta verde que incluye mejoras en la accesibilidad del camino con escalones, barandillas de madera, desbroces para facilitar el paso en zonas invadidas por maleza, y restauración de la señalización deteriorada o caída. Unos trabajos realizados a lo largo del Camino Lebaniego, incluido el Camino Lebaniego Palentino y el Leonés.

Ampros convierte el Camino Lebaniego en una ruta verde.

Grupo de voluntarios del proyecto AMPROS-Camino Lebaniego.

La Ruta Lebaniega sigue ganando peregrinos cada año

El proyecto ha sido presentado este martes por el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, donde también ha intervenido el director de la Fundación Camino Lebaniego, Manuel Bahíllo; la presidenta de Ampros, Carmen Sánchez, y el director gerente de la misma entidad, Roberto Álvarez.

Martín ha elogiado el trabajo desarrollado por los trabajadores de Ampros (una cuadrilla formada por cinco personas, un técnico con discapacidad física y cuatro peones con discapacidad intelectual), y la colaboración de un centenar de voluntarios.

Este proyecto piloto nace con el objetivo de mantener su colaboración con Ampros en el futuro para la mejora y conservación del Camino Lebaniego a Santiago. Una ruta que  el año pasado recorrieron cerca de 15.000 peregrinos que sellaron su ‘Compostela’.

La presidenta de la entidad ha compartido estas ventajas y beneficios y ha mostrado el orgullo del colectivo al que representa por haber participado en este proyecto integrador. Por su parte, el máximo responsable de la Sociedad Año Jubilar Lebaniego ha subrayado que Ampros convierte el Camino Lebaniego en una ruta verde a través de estas actuaciones de futuro porque asegura que hay que mantener este camino entre todos.

Camino.gal se ha puesto en contacto con la Directora de Centro de Estudios Lebaniegos, Pilar Gómez Bahamonde, quien ha confirmado los buenos datos de peregrinos registrados por la Ruta Lebaniega hasta la fecha y la gran acogida de este itinerario jacobeo entre los peregrinos que cada año siguen aumentando sus cifras de peregrinación a Santiago de Compostela a su paso por tierras de Cantabria, gracias a este tipo de iniciativas de promoción de la ruta.

Por favor, dejanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.