Ribadesella exige mayor protección para el Peregrino

El Ayuntamiento de Ribadesella se ha reunido con la Demarcación de Carreteras del Estado en la Comunidad Autónoma de Asturias para estudiar todas las opciones que permitan mejorar la seguridad de los peregrinos en el tramo Berbes-Caravia del Camino de Santiago, a su paso por la carretera N-632. En este sentido, Ribadesella exige mayor protección para el Peregrino de la ruta jacobea en este paso obligado por un recorrido de dos kilómetros que transcurre íntegramente por esta carretera y que carece de arcén de seguridad.

Asimismo, el consistorio asturiano pide la mediación del Ministerio de Fomento y también está buscando algún posible paso alternativo para esta ruta jacobea, con la colaboración de la nueva Asociación de Peregrinos de los Caminos del Norte de Ribadesella.

El secretario de dicho colectivo, Alejandro Barrero, ha explicado que desde el Ayuntamiento se han buscado todas las alternativas posibles para que los peregrinos eviten su paso constante por esta carretera tan peligrosa. No obstante, la última revisión realizada por el propio Barrero y Manuel Quesada el pasado fin de semana, no obtuvo ningún resultado.

Además, los responsables de la Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias han confirmado recientemente que esta carretera carece de espacio en dicho tramo donde poder habilitar un arcén o una senda paralela para aumentar la seguridad del Peregrino en dicha vía ya que normalmente se encuentra muy transitada por vehículos. La única solución posible en dicha carretera solo será a largo plazo y pasa por el desarrollo del Plan General de Ordenación del concejo de Ribadesella.

Ribadesella exige mayor protección para el Peregrino.

Camino de Santiago a su paso por la carretera N-632.

El Ayuntamiento de Ribadesella exige mayor protección para el Peregrino en la carretera N-632

El equipo de gobierno buscará un linde de expropiación que permita crear ese camino paralelo o exterior a la carretera, y tanto el Ayuntamiento como la Asociación de Peregrinos consideran urgente la búsqueda de alguna solución porque cada vez hay mayor número de peregrinos que atraviesan esa zona sin ningún tipo de seguridad o protección. Barrero añade que el porcentaje de peregrinos ha aumentado exponencialmente y este año se ha situado por encima de los 5.500 caminantes por lo que las autoridades deben de velar por aumentar su seguridad en dicha zona del camino.

En definitiva, Ribadesella exige mayor protección para el Peregrino y el Ayuntamiento sigue con los trabajos de mejora en dos tramos de la Ruta Jacobea. Por un lado, está habilitando una senda peatonal en el primer tramo de la carretera de San Pedro, y por otra parte ya ha pavimentado el tramo comprendido entre Toriellu y los acantilados del Infierno con un compuesto a base de caña de azúcar y otros productos vegetales que ofrecen a la ruta una sensación de un camino natural de tierra. A partir de ahora habrá que comprobar la resistencia de este material al agua, a la lluvia y al paso de los vehículos agrícolas por el mismo.

Please give us your valuable comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *