Consejos para hacer el Camino de Santiago en Navidad

La Navidad es un periodo del año que suele aprovecharse para celebrar reuniones con amigos, compañeros y familiares, pero existe la posibilidad de realizar alguna otra actividad nueva que nos ayude a escapar de la monotonía para vivir la Navidad de una forma diferente que puede ser igual o incluso más divertida. Se trata de la posibilidad de hacer el Camino de Santiago rodeado de tus seres más queridos; una práctica que cada año va ganando más adeptos y que muchos peregrinos deciden realizar en esta época del año tan diferente. A continuación podrás conocer los consejos para hacer el Camino de Santiago en Navidad:

El mal tiempo acompañado de frío, lluvia o nieve no tiene porqué ser un impedimento para alcanzar la meta al final del Camino de Santiago. Para ello, es muy importante programar bien nuestro viaje, a través de una buena planificación. Tendremos que conocer las condiciones climáticas que nos acompañarán durante nuestra peregrinación, así como los albergues que permanecen abiertos durante los meses de diciembre y enero, las rutas transitables, los posibles desvíos por nieve, etc.

Conviene recordar que el viaje se puede convertir en un espacio y tiempo de soledad, reflexión e intimidad. En algunos momentos, el silencio nos acompañará durante cada etapa del Camino, pero la hospitalidad de los pueblos llegará a lo más profundo de nuestro corazón.

La estación de invierno también tiene algunas ventajas, ya que amanece más tarde y retrasa el hecho de tener que madrugar. Pasaremos más tiempo en albergues o tabernas que caminando, ya que las horas de sol son más escasas que durante el verano. Esto nos permitirá entablar nuevas amistades y conocer a otras personas, viajeros o lugareños que nos enriquecerán con sus tradiciones y cultura.

Otros consejos para hacer el Camino de Santiago en Navidad:

No debemos hacer el recorrido con prisas. Deberemos tomarnos nuestro tiempo, disfrutar del paisaje, del momento y de esas pequeñas cosas a las que normalmente no prestamos atención por la falta de tiempo libre y el estrés diario.

La escasez de peregrinos en el Camino hará mucho más fácil la tarea de poder encontrar un alojamiento libre donde pasar la noche y descansar para reponer fuerzas y seguir nuestro viaje al día siguiente.

Además de recopilar la máxima información posible antes de salir de viaje y hacernos con guías y mapas, es muy importante conseguir una mochila donde poder meter todas aquellas cosas imprescindibles para nuestra aventura. No olvidemos que al contrario que en verano, las prendas son más gruesas por lo que nuestra mochila de Peregrino deberá ser más grande. Conviene llevar varias prendas térmicas y una chaqueta cortavientos. Nos equiparemos también con un buen gorro, una bufanda y unos guantes para combatir el frío del invierno.

Es aconsejable llevar unas buenas botas que no dejen pasar el agua y que nos permitan caminar sobre la nieve, además de unas zapatillas de deporte.

Deberemos llevar varias piezas impermeables para colocar sobre la ropa que vistamos para permanecer secos en todo momento.

En definitiva, son muchos los consejos para hacer el Camino de Santiago en Navidad, pero sin duda el más importante de todos es disfrutar al máximo y vivir a tope una Navidad diferente y única.

Consulta toda la información sobre el itinerario del Camino de Invierno.

Más información en la web: caminodeinvierno.com.

Please give us your valuable comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *